Rolando Masferrer Rojas #culpable

images-21Fue un político y paramilitar cubano, conocido por las brutales represiones que cometió contra los revolucionarios opositores al régimen de Fulgencio Batista y Zaldívar, mientras lideraba el jefe del grupo de sicarios conocidos como los Tigres de Masferrer. Nace el 18 de julio de 1918 en Holguín, ubicada en la región oriental de Cuba.

Luego de una militancia en las fuerzas de izquierda, que lo llevó hasta participar en la Guerra Civil Española en el bando republicano, y a militar en el Partido Socialista Popular, fue derivando hacia la derecha más reaccionaria, convirtiéndose en una figura política en los gobiernos auténticos.

Fue expulsado del Partido Socialista Popular por sus posiciones sectarias y entonces fundó una organización propia, el Movimiento Socialista Revolucionario. Al igual que otras agrupaciones de la época, pronto se convirtió en una pandilla y Rolando Masferrer en un gángster que utilizaba la extorsión como medio de vida, bajo el pretexto de recaudar dinero para la causa de la revolución. Se vio implicado en más de un caso de chantaje político, batiéndose a tiros en ocasiones en plena calle con los rivales. No obstante, hombre astuto, pactó con el gobierno, aliándose primero a Ramón Grau San Martín, – presidente de Cuba entre 1944 y 1948 y después a Carlos Prío Socarrás – presidente de 1948 al 10 de marzo de 1952.

En 1947, cuando cubanos y dominicanos preparaban una invasión a República Dominicana para derrocar a Rafael Trujillo desde Cayo Confite, tenía el papel de jefe militar del grupo expedicionario.

A punta de pistola se metió en la Universidad de La Habana, de donde reclutó a varios miembros de su banda. Incluso se enfrentó a antiguos compañeros, los comunistas, pero también a los ortodoxos, entre ellos Eduardo Chibás, el líder del Partido, y al propio Fidel Castro, del cual declaraba ser un enemigo jurado.

Durante el gobierno de Carlos Prío Socarrás adquirió un puesto en la Cámara de Representantes por la entonces provincia de Oriente. Al producirse el golpe de Estado del 10 de marzo en Cuba se opuso al mismo. Se atrincheró con sus hombres en la escalinata de la Universidad de La Habana para resistir el golpe e incluso desplegó ametralladoras para la defensa del recinto universitario, pero al ver que el golpe triunfaba terminó por sumarse a él y muy pronto terminó en ser partidario del régimen batistiano.

Se sumó a las fuerzas que combatían a los revolucionarios, creando un cuerpo paramilitar, que fue conocido como los Tigres de Masferrer o simplemente los Masferreristas. Este grupo estaba formado por delincuentes, gente de baja catadura moral y oportunistas de todo tipo.

Masferrer comenzaba a editar el periódico Libertad, en Santiago de Cuba, un periódico progubernamental que se hizo célebre por insertar grandes fotos pornográficas en las portadas y por el hecho de que quien aparecía en esas páginas acusado de contrario al régimen, poco después era encontrado muerto.

Al triunfo de la Revolución Cubana el grupo paramilitar de los Tigres de Masferrer fue disuelto y los miembros que cometieron crímenes y abusos fueron juzgados y condenados. Masferrer jefe escapó hacia Estados Unidos.

Masferrer huyó de Cuba junto a su familia y 24 de sus hombres el 1 de enero de 1959 en el Ola Kun II, un viejo guardacostas estadounidense que había adquirido en la Base Naval de Guantánamo y convertido en su yate personal. Dentro del equipaje llevaba 17 000 000 de dólares que fueron ocupados por el servicio de inmigración de Estados Unidos.

Fue juzgado en ausencia en la Causa 42 de 1959, del Tribunal Revolucionario de Santiago de Cuba por los delitos de asesinato, traición, lesión, robo y maltratos y sancionado a la pena de muerte por fusilamiento.

El gobierno cubano solicitó la extradición del gánster el 7 de enero de 1959 en carta enviada por el Ministro de Estado, Roberto Agramonte, pero el Servicio de Inmigración de Estados Unidos le concedió asilo político en ese país. Después de la llegada a Estados Unidos, se vinculó a la primera organización contrarrevolucionaria cubana creada en territorio norteño, La Rosa Blanca, grupo liderado por el exrepresentante a la Cámara, Rafael Díaz Balart, antiguo colaborador de Masferrer en Oriente.

El 26 de marzo de 1959 se descubrió en La Habana una conspiración de antiguos masferreristas, complotados para asesinar al Primer Ministro cubano, Fidel Castro. En las confesiones, los implicados vincularon al antiguo jefe con un hombre del FBI, Frank Sturgis y con oficiales de la CIA. Similar participación tuvo en el intento de invasión a Cuba en junio de 1959 auspiciado por el dictador dominicano Rafael Leónidas Trujillo, que fue desarticulado por los órganos de inteligencia del Ejército Rebelde.

En diciembre de 1960, el ya notorio terrorista estaba entrenando militarmente a 23 norteamericanos y unos 200 emigrados cubanos en un campo paramilitar ubicado en No Name Key, propiedad del multimillonario Howard Hughes.

El 4 de febrero de 1961, se entrevistó con el presidente de Estados Unidos, John F. Kennedy, le expuso los planes de una invasión mercenaria. Le aderezó la exposición con ideas sobre atentados en lugares públicos o asesinatos de las principales figuras de la Revolución, utilizando explosivos para causar muertes masivas.

En enero de 1967, el gobierno de Estados Unidos arrestó a unas 70 personas involucradas en una expedición para invadir Haití. Se trataba de haitianos, cubanos exiliados y soldados de fortuna, que buscaban apoderarse de la nación caribeña y utilizarla como base de operaciones contra Cuba. Dentro de los arrestados se encontraba Rolando Masferrer.

Como forma de financiar su organización creó una red para el tráfico de haitianos que deseaban abandonar Haití y emigrar a Estados Unidos, a los que le cobraban grandes sumas de dinero y los abandonaban en la cayería del Caribe.

Dentro de la mafia anticubana de Miami, Masferrer se había buscado la enemistad de varios cabecillas contrarrevolucionarios como Ignacio Novo Sampol y Guillermo Novo Sampol, Jorge Mas Canosa y Luis Posada Carriles, quienes lo veían como un estorbo para lograr una contrarrevolución unida. Por ese motivo sus enemigos políticos decidieron eliminarlo.

Falleció el 31 de octubre de 1975, víctima de un espectacular atentado realizado por grupos mafiosos que colocaron una bomba de C-4 en su auto, el cual estalló al arrancar.

Save

Anuncios
Publicado en Responsables | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Tommy I. Baker #culpable

ghjghjNació en los Estados Unidos. Capturado cuando desembarcaba y se infiltraba por las costas de Pinar del Río en Cuba para sumarse a las bandas de alzados en dicha zona. Según sus declaraciones estaba vinculado en Miami al criminal de guerra Rolando Masferrer Rojas, esbirro de la dictadura de Fulgencio Batista y Zaldívar. Fue juzgado en la Causa 36/61 y liberado en 1963. En la embarcación yate Aries en que viajó a Cuba fueron encontrados uniformes de campaña, mapas de las regiones montañosas, fotografías y otros implementos bélicos.

Save

Publicado en Responsables | Etiquetado , , | Deja un comentario

Santiago Álvarez Fernández-Magriñá #culpable

images-32Sus inicios en actividades terroristas datan de la invasión a Cuba por Playa Girón en abril de 1961 cuando integró la Brigada 2506 que se aventuró por Bahía de Cochinos al sur de la Isla.

Santiago Álvarez Fernández-Magriñá ha sido miembro de grupos terroristas tales como la organización paramilitar Comandos L, que dispone de medios navales y pertrechos bélicos puestos a disposición de extremistas de origen cubano en acciones contra la Isla, como un ataque terrorista perpetrado en Boca de Samá, en el Oriente de Cuba, el 12 de octubre de 1971, que provocó dos muertes y heridas graves a una niña.

El 26 de abril de 2001 financió y dirigió una infiltración armada, capturada por las autoridades cubanas en la costa norte de Villa Clara provincia central de Cuba, en aguas jurisdiccionales cubanas, para dejar a los tres miembros de la infiltración apresados, que tenían el objetivo de realizar sabotajes contra instituciones.

Se mantiene implicado en planes violentos contra Cuba, lo cual quedó también demostrado en una cinta de video de su charla con Yhosvani Sury, uno de los capturados en la Isla en el intento de infiltración del 2001.

El propio Santiago Álvarez reconoció en una entrevista periodística que la conversación tuvo lugar y que en ella recomendó poner dos «laticas» de explosivos en el cabaret Tropicana de La Habana, en momentos en los cuales era muy visitado por norteamericanos de origen cubano. También recomendaba ser cuidadoso a la hora de intentar volar el famoso cabaret de La Habana.

Antes participó en la preparación de un plan de atentado contra el presidente cubano Fidel Castro en ocasión de la X Cumbre Iberoamericana en Panamá en el año 2000, donde fueron capturados Luis Posada Carriles y otros terroristas norteamericanos de origen cubano.

Fue quien envió los dos aviones ejecutivos al aeropuerto de Tucumán de la capital panameña, en la madrugada del 26 de agosto de 2004, a recoger a los implicados Luis Posada Carriles, Gaspar Eugenio Jiménez Escobedo, Guillermo Novo Sampol y Pedro Remón Rodríguez, a los que en último momento de su mandato la presidencia de Panamá, Mireya Moscoso les otorgó el indulto. Álvarez es el dueño de la nave camaronera Santrina que llevó ilegalmente a Posada a la Florida y se ha convertido en defensor y benefactor del connotado terrorista.

El 18 de noviembre del 2005, la policía del condado de Broward encarceló a Santiago Álvarez. En su casa fueron encontradas 20 armas de fuego automáticas, granadas, un lanzagranadas, municiones, máscaras antigas y un silenciador, todas de su propiedad. Exclamó en esta ocasión que «Amo a Estados Unidos… Estas armas no iban a usarse contra este país».

Save

Publicado en Responsables | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Sergio Arrellano Stark #culpable

arellano-starkGeneral de Ejército chileno. Uno de los principales instigadores del golpe de Estado. El 11 de septiembre de 1973, se nombra jefe de la Guarnición de Santiago, comandando las tropas militares que atacaron La Moneda.

Años más tarde, como general de División, especialmente designado por Pinochet, Arellano Stark pasaría a la posteridad como el jefe de la «Caravana de la Muerte».

El día del golpe de Estado tomó el mando de la poderosa Guarnición de Santiago, perteneciente a la II División del Ejército, cuyo comandante era el recién nombrado general Brady. Arellano Stark tomó el mando de la “Agrupación de Combate Santiago Centro”, creada para tal efecto, y que incluía el sector de La Moneda.

Como «Delegado Especial del comandante en jefe del Ejército, general Pinochet», recorrió el país, de sur a norte, dejando un manto de muerte con 72 personas ejecutadas o desaparecidas y encabezando la «Caravana de la Muerte». Una vez de regreso a Santiago, en octubre de 1973, fue promovido a general de División y comandante de la II División del Ejército, que comprende la Guarnición de Santiago, y que abarca desde La Serena hasta Rancagua. Como tal, le correspondió el cargo de Juez Militar de toda la zona.

Por su carácter severo y arrasador, Arellano se había ganado el apodo de Lobo Feroz, entre sus compañeros. Pinochet sabía que Arellano había sido pieza fundamental e implacable para gestar la acción militar del 11 de septiembre y había sido testigo de que el Presidente Allende lo quería fuera del alto mando por golpista y sedicioso.

En marzo de 1975, Arellano fue ascendido a la Jefatura del Estado Mayor del Ejército.

Pasó a retiro el 4 de enero de 1976. Ciertas informaciones indican que hubo roces con el coronel Manuel Contreras, director de la DINA, y con el general Pinochet. Según su hijo Sergio Arellano Iturriaga, su padre habría criticado los desmanes de la DINA. Pinochet le habría ofrecido una Embajada, lo cual Avellano habría rechazado.

En el año 2000, el Juez Guzmán lo declaró reo por el caso Caravana de la Muerte. Hasta junio de 2001 permanecía en libertad bajo fianza. Arellano Stark figura en la lista de alrededor de sesenta personas, con orden de detención internacional, que emitió en 1999, el juez español Baltazar Garzón, requeridos por los tribunales españoles por su autoría en crímenes de genocidio.

El 15 de octubre de 2008, fue condenado por la Corte Suprema a seis años de prisión, por participación en la llamada Caravana de la Muerte, pero logró eludir la prisión con una declaración de demencia senil.

Save

Publicado en Responsables | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Santiago José Toribio Merino Castro #culpable

images-20Nació en La Serena el 14 de diciembre de 1915. Almirante de la Armada de Chile, Comandante en Jefe de la institución y miembro de la Junta de Gobierno durante 16 años, desde el Golpe militar del septiembre de 1973 hasta marzo de 1990.

El 11 de septiembre de 1973 destituyó al almirante Raúl Montero Cornejo, y se autonombró Comandante en Jefe de la Armada, pasando a formar parte de la Junta Militar de Gobierno que derrocó, mediante un golpe militar, al gobierno de Salvador Allende.

A partir del 11 de septiembre de 1973, se crea un grupo denominado Servicio de Inteligencia de la Comandancia de Área Jurisdiccional de Seguridad Interior (SICAJSI), en el que participan funcionarios de la Armada y del Cuerpo de Carabineros (policía uniformada). A fines de 1974 pasó a llamarse Servicio de Inteligencia Regional (Sire).

El 11 de septiembre de 1973, a las 08.00 de la mañana, el almirante Merino, hizo pública una proclama que resume las razones del golpe:

Las Fuerzas Armadas, organismos esencialmente profesionales, no pueden permanecer impasibles ante el derrumbe de nuestra Patria y la desesperación de millones de chilenos.

Esto no es un golpe de estado, pues es un tipo de esquema que no calza con nuestro modo de ser y repugna a nuestra conciencia legalista y profunda convicción cívica. Sólo se persigue el restablecimiento de un estado de derecho acorde con las aspiraciones de todos los chilenos, cuyo quiebre ha sido denunciado por la Ilustrísima Corte Suprema, como asimismo por la Cámara de Diputados que es el organismo fiscalizador y que lo ha hecho presente en extenso documento.

Formados en una escuela de civismo, de respeto por la persona humana, de convivencia de justicia y de patriotismo, no se persigue otra finalidad que no sea la felicidad de todos los chilenos, no importa cuál sea su posición, pero que puedan vivir en paz, tranquilidad y sin temor al mañana, ni de ellos, ni el de sus hijos.

Como miembro de la Junta de Gobierno estuvo a cargo del sector económico del país y presidió el Comité Económico de Ministros. Este comité adoptó las primeras medidas económicas por medio de Decretos Leyes, entre las que se cuentan: la liberación de precios de bienes y servicios, el establecimiento de una sola área cambiaria y la liberalización de las tasas de interés. Del mismo modo, se abocó a la reorganización de las empresas del Estado y a la normalización de las empresas intervenidas durante el gobierno de Allende.

En 1974 renegoció, en representación del Estado de Chile, varios contratos ante el Estado español, como el contrato Pegaso. Durante dicho viaje recibió de parte del general Francisco Franco la orden Isabel la Católica. Ese mismo año impulsó el estudio del Estatuto para inversionistas extranjeros, que permitió la elaboración del Decreto Ley No. 600 normativa fundamental en la promoción e incentivo a la inversión extranjera y que ha sido mantenida hasta ahora.

En 1975 participó en la elaboración del Estatuto de la Junta de Gobierno, creándose las Comisiones Legislativas, y la Secretaría de Legislación. Merino pasó a presidir la Primera Comisión Legislativa relacionada con los asuntos de economía y relaciones exteriores y la Cuarta Comisión Legislativa que se abocó al sector Defensa. En este período impulsó el Decreto Ley para bonificar la forestación, estableciéndose incentivos para desarrollar las plantaciones de esta naturaleza en el país.

Suya fue la iniciativa que permitió a los deudores del Sistema de Ahorro y Préstamo para Viviendas repactar sus deudas, para lo cual se dictó el Decreto Ley N° 3 480.

En 1980 participó en la elaboración del Decreto Ley Nº 3.500 que permitió la creación de las Administradoras de Fondos de Pensiones, a la que entregó su apoyo y aprobación. Ese mismo año se aprobó la nueva Constitución Política que separó los poderes Ejecutivo y Legislativo. El almirante Merino pasó a presidir la Junta de Gobierno que constituía el Poder Legislativo y además presidió la Primera Comisión Legislativa.

En 1982, la liberalización de la economía chilena, hizo que una recesión mundial tuviera los efectos de una profunda crisis económica, obligando al gobierno a tomar drásticas medidas para paliarla. Desde el Poder Legislativo, que presidía, participó en proyectos para desarrollar la modernización del sistema financiero, permitiendo al Estado garantizar los depósitos y ahorros, y bajar los aranceles a las importaciones.

Impulsó la Ley de fomento a la Marina Mercante, presentó los anteproyectos para reemplazar el Libro III del Código de Comercio; promovió la derogación la Ley que permitía el aborto terapéutico. En 1988 presentó al Gobierno un plan de desarrollo de la Quinta Región, elaborado de acuerdo con sus directivas.

En 1989 propuso la publicación de la Ley de Pesca y Acuicultura. Le correspondió presidir la Comisión Legislativa Conjunta para reformar la Constitución Política (reformas pactadas con la oposición política que había ganado en el plebiscito de 1988) cuyo texto fue ratificado por el plebiscito del 30 de junio de 1989.

Durante el periodo en el cual fue Presidente de la Junta de Gobierno (1981 – 1990) se promulgaron 3 660 Decretos Leyes y 1 090 Leyes.

El almirante Merino hablaba con la prensa los martes. Esto comenzó cuando los periodistas que cubrían el sector legislativo descubrieron que la comisión que presidía el Almirante se reunía en dicho día y una vez terminada esta, salía al pasillo para tomar el ascensor. Sus respuestas, sus frases, a veces serio, otras con risas, dieron mucho que hablar. Sus declaraciones semanales eran esperadas por prácticamente toda la ciudadanía que deseaba escuchar una de sus respuestas inesperadas como, a raíz de la mediterraneidad de Bolivia, se refirió a sus habitantes como «auquénidos metamorfoseados» o cuando calificaba a los comunistas como «humanoides». Merino se defendía con una simple frase: «Yo no soy político, soy marino. Tengo derecho a decir lo que quiera».

Merino continuó como Comandante en Jefe de la Armada hasta el 8 de marzo de 1990. Estuvo 57 años, 8 meses y 7 días al servicio de la Armada de los cuales 24 años permaneció embarcado y 16 como su Comandante en Jefe.

Al pasar a retiro, se dedicó a sus pasatiempos preferidos: el golf, la pintura y la fotografía y el cuidado de sus aves. Además escribía sus memorias, la cual no alcanzó a ver publicadas.

El 21 de mayo de 1996, justo el día de la celebración de las Glorias Navales de Chile, surgió una versión errónea que indicaba la muerte del Almirante José Toribio Merino Castro, comandante en Jefe de la Armada entre 1973 y 1990 y ex Presidente de la Junta Militar de Gobierno (1980-1990). La versión fue dada a conocer públicamente por el Jefe de la Guarnición Naval de Talcahuano, quien dio el comunicado al comienzo de la ceremonia en honor del Combate Naval de Iquique, con la presencia del Ministro Secretario General de Gobierno de Eduardo Frei, José Joaquín Brunner Ried. Inmediatamente se rindieron honores fúnebres y se izó la bandera a media asta, mientras desde Valparaíso recibían con estupor esta falsa noticia, y rápidamente desde el Hospital Naval de Viña del Mar se apresuraron en desmentirla, comunicando que Merino se encontraba vivo y en estado estable de salud. Fallecería meses más tarde.

José Toribio Merino Castro falleció, debido a un cáncer linfático, en Viña del Mar el 30 de agosto de 1996.

El en ese entonces Presidente Eduardo Frei decidió decretar tres días de duelo por el fallecimiento de Merino. En el Cementerio Parque del Mar en Concón, se le rindieron todos los honores de un Comandante en jefe de la Armada de Chile en servicio activo y bajo las imponentes normas de protocolo naval.

Save

Publicado en Responsables | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Tontons Macoutes #culpable

iduvali001p1

Es una unidad especial de operaciones dentro de un grupo paramilitar haitiano, fuerza creada en 1959 por el dictador François ‘Papa Doc’ Duvalier. En 1970 esta fuerza cambió su nombre por Milicia de Voluntarios de la Seguridad Nacional. Los haitianos nombraron esta fuerza así partiendo de la construcción mitológica popular del «coco, hombre del saco o bogeyman» (persona malvada que secuestra a los niños, los mete en un saco-gunnysack/macoute) y se los come antes del desayuno.

Papa Doc Duvalier creó la fuerza de Tontons Macoutes pues percibió al ejército como una amenaza hacia su poder.

Duvalier declaró fuera de la ley a numerosos rivales políticos. Bajo su mandato, la asamblea legislativa impuso el estado de sitio el 2 de mayo de 1958 y el 31 de julio le autorizó a gobernar por decreto. En este período Duvalier organizó el Tontons Macoutes, una fuerza armada bajo su control personal, con el fin de intimidar y reprimir a la oposición. Disolvió la asamblea legislativa bicameral el 8 de abril de 1961 para formar una asamblea legislativa nueva, cuyos miembros elegidos el 30 de abril eran seguidores de Duvalier, quien el 15 de septiembre asumió grandes poderes económicos con el visto bueno de la asamblea. La ayuda estadounidense concluyó en 1961 para demostrar el desacuerdo con las políticas de Duvalier.

Duvalier autrizó a los Tontons Macoutes a cometer violencia sistemática y violar los derechos humanos a fin de suprimir la oposición política. Fueron responsables de un número elevado de violaciones y asesinatos en Haití. Los opositores políticos podían desaparecer de día o de noche e inclusive, las personas eran quemadas vivas. Muchas veces los cuerpos de las víctimas eran expuestos en árboles como una advertencia a la oposición política; los familiares que trataban de remover los cuerpos nunca más eran vistos, se cree que eran secuestrados por la MVSN (Militia of National Security Volunteers o Milicia de Voluntarios de la Seguridad Nacional), quienes eran llamados los «Tontons Macoutes». La violencia de terrorismo de Estado estuvo acompañada de corrupción, robo y culto al líder.

La nueva Constitución proclamada en 1964 autorizaba la presidencia vitalicia de Duvalier y una nueva bandera roja y negra (que simbolizaba la unión entre Haití y África). A pesar de la opresiva tiranía de Duvalier y el Tonton Macoute, los grupos opositores dentro del país continuaron conspirando. Hacia 1967 el presidente había ejecutado a unos 2.000 rivales políticos y obligado a otros miles a exiliarse.

Luckner Cambronne dirigió a los Tontons Macoutes durante la década de 1960 e inicios de 1970. La crueldad ejercida le ganó el sobrenombre de «Vampiros del Caribe». La mayoría de los líderes del Tontons Macoutes eran yodou, esta afiliación religiosa le otorgaban a los Macoutes una autoridad sobrenatural ante los ojos de las personas. Desde sus métodos hasta la elección de las ropas y maneras de actuar estaban muy influidas por esta tendencia religiosa; usaban gafas oscuras, machetes y armas, todo para inferior el temor y hacer alusión a su poder.

Los Tontons Macoutes permanecieron activos incluso durante el mandato de Baby Doc Duvalies (culminado en 1986). El legado de las matanzas de este grupo paramilitar continuó durante la siguiente década. El grupo paramilitar más temido durante los años noventa fue el Frente por el Avance y el progreso de Haití quienes han sido descritos como los Tontons Macoutes modernos y no como un partido político, como ellos suelen señalar.

Save

Publicado en Responsables | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Rubén Oscar Franco #culpable

ruben-oscar-francoJefe del Estado Mayor del Mando de Operaciones Navales, desde junio de 1977 hasta enero de 1978. Responsable de los centros clandestinos de detención. Desde febrero de 1979 hasta enero de 1980 fue subjefe de Operaciones del Estado Mayor General Naval. A partir de 1980 estuvo al frente de la Dirección General de Personal Naval, responsable de los centros clandestinos de detención de la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA) y la Escuela de Suboficiales de Infantería del Mar. Comandante jefe de la Armada argentina desde octubre de 1982 hasta diciembre de 1983. Indultado. En razón de su cargo y responsabilidad, el juez Garzón le imputa el secuestro, privación ilegítima de la libertad, torturas y desaparición de René Haidar y la privación ilegítima de la libertad de Víctor Basterra.

Con posterioridad, fue enjuiciado por otros delitos relacionados con la apropiación de menores durante el Proceso de Reorganización Nacional, estos crímenes no estaban alcanzados por los indultos.

Save

Publicado en Responsables | Etiquetado , , , | Deja un comentario