Sergio Arrellano Stark #culpable

arellano-starkGeneral de Ejército chileno. Uno de los principales instigadores del golpe de Estado. El 11 de septiembre de 1973, se nombra jefe de la Guarnición de Santiago, comandando las tropas militares que atacaron La Moneda.

Años más tarde, como general de División, especialmente designado por Pinochet, Arellano Stark pasaría a la posteridad como el jefe de la «Caravana de la Muerte».

El día del golpe de Estado tomó el mando de la poderosa Guarnición de Santiago, perteneciente a la II División del Ejército, cuyo comandante era el recién nombrado general Brady. Arellano Stark tomó el mando de la “Agrupación de Combate Santiago Centro”, creada para tal efecto, y que incluía el sector de La Moneda.

Como «Delegado Especial del comandante en jefe del Ejército, general Pinochet», recorrió el país, de sur a norte, dejando un manto de muerte con 72 personas ejecutadas o desaparecidas y encabezando la «Caravana de la Muerte». Una vez de regreso a Santiago, en octubre de 1973, fue promovido a general de División y comandante de la II División del Ejército, que comprende la Guarnición de Santiago, y que abarca desde La Serena hasta Rancagua. Como tal, le correspondió el cargo de Juez Militar de toda la zona.

Por su carácter severo y arrasador, Arellano se había ganado el apodo de Lobo Feroz, entre sus compañeros. Pinochet sabía que Arellano había sido pieza fundamental e implacable para gestar la acción militar del 11 de septiembre y había sido testigo de que el Presidente Allende lo quería fuera del alto mando por golpista y sedicioso.

En marzo de 1975, Arellano fue ascendido a la Jefatura del Estado Mayor del Ejército.

Pasó a retiro el 4 de enero de 1976. Ciertas informaciones indican que hubo roces con el coronel Manuel Contreras, director de la DINA, y con el general Pinochet. Según su hijo Sergio Arellano Iturriaga, su padre habría criticado los desmanes de la DINA. Pinochet le habría ofrecido una Embajada, lo cual Avellano habría rechazado.

En el año 2000, el Juez Guzmán lo declaró reo por el caso Caravana de la Muerte. Hasta junio de 2001 permanecía en libertad bajo fianza. Arellano Stark figura en la lista de alrededor de sesenta personas, con orden de detención internacional, que emitió en 1999, el juez español Baltazar Garzón, requeridos por los tribunales españoles por su autoría en crímenes de genocidio.

El 15 de octubre de 2008, fue condenado por la Corte Suprema a seis años de prisión, por participación en la llamada Caravana de la Muerte, pero logró eludir la prisión con una declaración de demencia senil.

Save

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Responsables y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s