Santiago Álvarez Fernández-Magriñá #culpable

images-32Sus inicios en actividades terroristas datan de la invasión a Cuba por Playa Girón en abril de 1961 cuando integró la Brigada 2506 que se aventuró por Bahía de Cochinos al sur de la Isla.

Santiago Álvarez Fernández-Magriñá ha sido miembro de grupos terroristas tales como la organización paramilitar Comandos L, que dispone de medios navales y pertrechos bélicos puestos a disposición de extremistas de origen cubano en acciones contra la Isla, como un ataque terrorista perpetrado en Boca de Samá, en el Oriente de Cuba, el 12 de octubre de 1971, que provocó dos muertes y heridas graves a una niña.

El 26 de abril de 2001 financió y dirigió una infiltración armada, capturada por las autoridades cubanas en la costa norte de Villa Clara provincia central de Cuba, en aguas jurisdiccionales cubanas, para dejar a los tres miembros de la infiltración apresados, que tenían el objetivo de realizar sabotajes contra instituciones.

Se mantiene implicado en planes violentos contra Cuba, lo cual quedó también demostrado en una cinta de video de su charla con Yhosvani Sury, uno de los capturados en la Isla en el intento de infiltración del 2001.

El propio Santiago Álvarez reconoció en una entrevista periodística que la conversación tuvo lugar y que en ella recomendó poner dos «laticas» de explosivos en el cabaret Tropicana de La Habana, en momentos en los cuales era muy visitado por norteamericanos de origen cubano. También recomendaba ser cuidadoso a la hora de intentar volar el famoso cabaret de La Habana.

Antes participó en la preparación de un plan de atentado contra el presidente cubano Fidel Castro en ocasión de la X Cumbre Iberoamericana en Panamá en el año 2000, donde fueron capturados Luis Posada Carriles y otros terroristas norteamericanos de origen cubano.

Fue quien envió los dos aviones ejecutivos al aeropuerto de Tucumán de la capital panameña, en la madrugada del 26 de agosto de 2004, a recoger a los implicados Luis Posada Carriles, Gaspar Eugenio Jiménez Escobedo, Guillermo Novo Sampol y Pedro Remón Rodríguez, a los que en último momento de su mandato la presidencia de Panamá, Mireya Moscoso les otorgó el indulto. Álvarez es el dueño de la nave camaronera Santrina que llevó ilegalmente a Posada a la Florida y se ha convertido en defensor y benefactor del connotado terrorista.

El 18 de noviembre del 2005, la policía del condado de Broward encarceló a Santiago Álvarez. En su casa fueron encontradas 20 armas de fuego automáticas, granadas, un lanzagranadas, municiones, máscaras antigas y un silenciador, todas de su propiedad. Exclamó en esta ocasión que «Amo a Estados Unidos… Estas armas no iban a usarse contra este país».

Save

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Responsables y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s