Oliver North #culpable

oliver-north-5-sizedNació en San Antonio, Texas, en 1943. Ingresó a la Academia Naval de Annapolis (Maryland), donde egresó en 1968 y partió al sudeste asiático. Entre diciembre de ese año y agosto de 1969, fue oficial de operaciones en Quan Tri y dirigió dos equipos asesinos de 15 hombres cada uno, conocidos como «los bastardos de Blue».

Estuvo involucrado en todas las cruzadas del presidente republicano Ronald Reagan (1980-1888). Había llegado al Consejo de Seguridad Nacional gracias a una tesis para el Colegio Naval de Guerra. Tres años después, comenzó a coordinar la ayuda encubierta a los «contras» nicaragüenses. En 1985 diseñó golpes comando contra los palestinos y trabajó codo a codo con el Mossad, el mortífero servicio secreto israelí.

Se sentía cómodo en el mundo de la diplomacia clandestina y era partidario de operaciones relámpago. Se definía como «cazador de terroristas» y le gustaba compararse con James Bond. Su consigna era «mientras más audaz, mejor». Sin un gramo de modestia, se autodefinía como «el teniente coronel más poderoso del mundo».

En sus misiones encubiertas al servicio de la Casa Blanca, se hizo llamar Mister West. En los pasillos del Consejo de Seguridad Nacional le decían El Operador. Participó en un operativo secreto de venta de armas a Irán bajo la identidad de Mister Steelhammer, es decir «martillo de acero».

Desde el Consejo de Seguridad Nacional planificó durante cinco años operaciones clandestinas en América Central: organizó una red oculta de abastecimiento militar para los contras nicaragüenses, que incluyó a agentes de la CIA, contrarrevolucionarios cubanos y narcotraficantes.

Ayudó a fugarse en 1985 a Luis Posada Carriles de la cárcel venezolana donde se hallaba confinado por el atentado terrorista contra un avión civil cubano frente a las costas de Barbados. North puso a disposición del criminal su red encubierta, en virtud de las cercanas relaciones del teniente coronel con Jorge Mas Canosa, entonces presidente de la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA), según confirman fuentes cubanas y estadounidenses.

El 30 de noviembre de 1986, cuando estalló el escándalo de la venta secreta de armas a Irán, el presidente Reagan lo calificó como «un nuevo héroe americano».

Save

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Responsables y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s