José Efraín Ríos Montt #culpable

jose efrainNacido el 16 de junio de 1926 en Huehuetenango, Guatemala. Fue Presidente de facto de Guatemala entre 1982 y 1983.

José Efraín Ríos Montt ingresó en el ejército siendo agregado militar de la Embajada de su país en España y director de la Academia Militar de Guatemala. General y jefe del Estado Mayor Central, abandonó las Fuerzas Armadas en 1973 para presentar su candidatura a las elecciones presidenciales de marzo de 1974, postulado por una coalición encabezada por el partido de la Democracia Cristiana. Al ser vencido por el general Kjell Eugenio Laugerud García se reincorporó al ejército y fue nombrado embajador ante España entre 1974 y 1977.

En abril de 1982, dos semanas después de que fuera elegido presidente de la República el general Ángel Aníbal Guevara, un grupo de militares jóvenes encabezaron el golpe de Estado que derrocó al gobierno del presidente todavía vigente, Fernando Romeo Lucas García. Esta joven cúpula militar decidió nombrar a su antiguo director y maestro, como nuevo jefe de Estado y de Gobierno en sustitución de Romeo Lucas García.

Tres meses más tarde, Ríos Montt, disolvió la Junta Militar que él mismo dirigía, se proclamó «Presidente de la República» y asumió el poder de forma dictatorial; durante el cual se cometieron algunas de las peores atrocidades de la Guerra Civil de Guatemala (que duró 36 años y finalmente, acabó con un Tratado de Paz en diciembre de 1996).

Las Patrullas de Autodefensa Civil (PAC) fueron parte de la estrategia militar que Ríos Montt impulsó durante su mandato para combatir a los grupos insurgentes (guerrilla). Consistían en la participación obligatoria de civiles en grupos armados que hicieran frente a los rebeldes. Asimismo, Ríos Montt inició otras acciones, que él llamó la «guerra de los rifles y los frijoles», que consistían en guerra de terror psicológico, numerosas torturas y desapariciones forzadas, y medidas económicas, además de la práctica de tierra quemada, que no fue más que arrasar toda población que fuera o pudiera ser partidaria de la guerrilla, privándola así de cualquier apoyo y sustento.

En alguna ocasión, el The Nueva York Times publicó que Ríos Montt, ante un numeroso grupo de civiles indígenas, les conminó a elegir: «Si están con nosotros, les alimentaremos; si no, los mataremos». Su dictadura terminó cuando el Ministro de Defensa, Oscar H. Mejía Víctores, lo derrocó mediante otro Golpe de Estado.

Fue Presidente del Congreso de Guatemala (diversos períodos desde 1994). En numerosas elecciones presidenciales (1990, 1995, 2003), intentó postularse como candidato a la presidencia del país por el Frente Republicano Guatemalteco (FRG), que ganó las elecciones, con mayoría en el Congreso y la presidencia (Alfonso Portillo), en 1999. No logró el registro de su candidatura, pues existe una prohibición constitucional expresa contra quienes hayan llegado al poder como consecuencia de un golpe de Estado, como hizo él en 1982.

La mayoría de los grupos de población maya indígena sufrieron con intensidad la dictadura de Ríos Montt. Se ha documentado que su gobierno de manera deliberada los atacó bajo el pretexto de perseguir a las guerrillas. Sin embargo, algunos segmentos de la población indígena mantuvieron un apoyo a Ríos Montt y el FRG.

En las elecciones de 1999, Ríos Montt arrasó en las urnas al mezclar la figura de «hombre fuerte» capaz de solucionar la situación de inseguridad con las promesas populistas del entonces candidato Alfonso Portillo, un líder surgido de los partidos de izquierda de los años 80.

En 1999 la premio Nobel de la Paz, Rigoberta Menchú Tum le denunció en la Audiencia Nacional de España por los delitos de genocidio, torturas, desapariciones forzadas y terrorismo de Estado. Junto a él otros cuatro generales y tres civiles fueron acusados.

Entre el año 2012 y el 2013 enfrentó un juicio en el cual la fiscalía y las organizaciones civiles lo acusaban de los delitos de genocidio y deberes contra la humanidad, con penas de 75 años de prisión, por la muerte de 1771 indígenas ixiles a manos del Ejército. El día 10 de mayo de 2013 la jueza Jazmín Barrios, falló a favor de los querellantes y condenó al exdictador Efraín Ríos Montt a 80 años de prisión por los delitos de genocidio y de lesa humanidad contra la etnia ixil entre 1982 y 1983. La jueza indicó que Ríos Montt era sentenciado a 50 años de prisión por los delitos de genocidio en calidad de autor y 30 años por los delitos de lesa humanidad, a ser cumplidos inmediatamente en el centro de reclusión, el Cuartel de Matamoros, una cárcel de máxima seguridad.

Save

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Responsables y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s