Diana Aron Svigifiski #contraladictadura

140px-Diana_AronJoven chilena de 24 años de edad, que esperaba un hijo cuando fue herida de bala, y detenida para luego desaparecerla en la vía pública por agentes del Estado, el 18 de noviembre de 1974 cuando sus padres estaban en Israel. Desde entonces, se desconoce su paradero. Su hermana Ana María la buscó por todas partes pero no encontró ningún rastro de su paradero.

Nació el 15 de febrero de 1950. Estudió en el Instituto Hebreo, y se graduó en la Universidad Católica. Hizo su práctica profesional en Canal 13 de televisión, y luego trabajó en la revista juvenil Onda, de la desaparecida editorial estatal Quimantú. Formó también parte del equipo del periódico «El Rebelde», del MIR.

Estudiaba Periodismo y militaba en el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) cuando engrosó las listas de desaparecidos.

En el mes de diciembre de 1974, Luis Muñoz Eyraud, pareja de Diana, fue detenido por la DINA (Directorio de Inteligencia Nacional). Se enteró en Villa Grimaldi de que esta había pasado por allí y había sido trasladada a la Clínica de la DINA ubicada en calle Santa Lucía No 120. Dichos antecedentes son corroborados por otros recibidos por la Comisión y se han estimado suficientes para llegar a la convicción de que Diana Aron desapareció por acción de la DINA, en violación de sus derechos humanos.

En la clandestinidad, Diana Aron cumplía tareas relacionadas con su profesión en la resistencia a la dictadura. La estructura de informaciones, a la que perteneció, trabajó estrechamente ligada a la dirección del MIR.

La Corte de Apelaciones en Chile había aplicado la amnistía, pero en junio de 2006, señala la sentencia: «La investigación logró probar la iniciación del secuestro pero, por motivos que aquí no corresponde calificar, no le ha sido posible acreditar su finalización por estas consideraciones se confirma en todas sus partes la sentencia en alzada».

Así, el exjefe de la DINA, General (R) Manuel Contreras y el coronel (R) Miguel Krassnoff (ex jefe de la Brigada Halcón) fueron condenados a 15 años, en tanto el coronel Marcelo Morén Brito (exjefe de Villa Grimaldi) recibió 10 años. Ellos ya cumplían condena en el penal Cordillera, por la desaparición de Miguel Angel Sandoval, pero en cambio para el brigadier (R) Pedro Espinoza (jefe operativo de la DINA), esta es la primera condena que recibe por una desaparición.

Espinoza cumplió hasta 2001 seis años de prisión por el asesinato del excanciller Orlando Letelier y está sometido a proceso judicial por otras desapariciones. El torturador Osvaldo Romo, recluido en Punta Peuco por otros crímenes también vinculados a la represión al MIR, fue condenado igualmente a diez años.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Víctimas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s