Diego Lerman

usdhfiusdfhgsdkugDiego Lerman es director de cine y teatro, guionista, productor y dramaturgo. Nació en Buenos Aires, Argentina, en 1976. Estudió las carreras de Diseño de Imagen y Sonido de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y Dramaturgia de la Escuela Municipal de Arte Dramático (EMAD). Estudió Montaje en la Escuela de San Antonio de los Baños (Cuba) y Actuación en el Sportivo Teatral. Hasta el momento dirigió 4 largometrajes de los cuales también es guionista y productor. Dichas películas fueron reconocidas en los Festivales más importantes del mundo y estrenadas comercialmente no sólo en Latinoamérica sino también en Europa, Estados Unidos y Japón.
En el año 2002 dirigió, coescribió y produjo «Tan de Repente» (Suddenly), la cual ganó variados premios.
También en el año 2002 fue seleccionado por el Festival de Cannes para hacer «La Residence» de la Cinefundation en París, donde vivió y trabajó durante 5 meses en la escritura de su segundo filme: «Mientras tanto» (Meaanwhile), que también lo hizo merecedor de diversos premios importantes.
En el año 2008 fundó, junto a la actriz María Merlino, la Compañía Teatral Flor de un día con el objetivo de crear espectáculos teatrales singulares. Hasta el momento la Compañía realizó hecho dos obras de Teatro «Nada del amor me produce envidia» y «Qué me has hecho, vida mía».
En 2009, fundó la Productora CAMPO CINE SRL junto a Nicolás Avruj. Campo Cine tiene una intensa actividad en el medio audiovisual. Habiendo producido numerosos largometrajes, cortos, documentales y series de televisión.
En 2010 estrenó en el Festival de Cannes en la Quincena de Realizadores «La Mirada invisible», y en 2014 «Refugiado» su cuarto filme en el marco de la concientización.

El mismo se convirtió en una dura y seca historia sobre el maltrato a las mujeres a través de la mirada de un niño de apenas 7 años. Un viaje de huida entre la madre y el hijo a través de una ciudad con la presencia siempre implacable de ese maltratador que no aparece nunca en pantalla, pero que no por eso es menos amenazador. Con los ojos inocentes y extraños de un niño ante una situación tan dramática.

«Los testimonios de las mujeres con las que me entrevisté me hablaban de los rastros que esa violencia genera, que en muchos casos son más tremendos que los golpes propios, ese estado psíquico y de destrucción que genera a su alrededor. Eso fue lo que más me interesó…Todo esto nos permitió rodar escenas que fueron improvisadas, que fueron surgiendo a lo largo de los días…No sé si es lo más saludable, pero era una especie de búsqueda, era como la experiencia de hacer la película y de que se fuera creando cada día. Fue un rodaje muy activo, con jornadas muy cortas por el niño, en el que mi intención era no tener planeado todo a cada momento, sino ir encontrando la esencia de ese viaje. Quería una historia viva, que no fuera cerebral, sino física». (1)

(1)http://cultura.elpais.com

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Voces de resistencia y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s