Ernesto Che Guevara de la Serna

DOSSIER MATHIL COMMANDANTE CHE GUEVARA RAOUL CORRALES

El 14 de junio nace Ernesto Guevara de la Serna en Rosario, Argentina, primogénito del matrimonio Ernesto Guevara Lynch y Celia de la Serna. Con posterioridad nacen sus hermanos Celia, Roberto, Ana María y Juan Martín.

En 1933 la familia se traslada a Alta Gracia, en la provincia de Córdoba, a consecuencia de los violentos ataques de asma que se le presentan a Ernesto a los dos años de edad. Cursa la enseñanza primaria en la escuela San Martín de la localidad. Luego matricula en el Liceo Dean Funes, de la ciudad de Córdoba, donde cursa sus estudios secundarios. En 1943 toda la familia se desplaza a Córdoba. Ernesto, desde sus viajes en tren, intima con la familia Granado, especialmente con Tomás y Alberto. Con este último haría su primer recorrido por el continente. Es un período de lecturas múltiples, con predilección de la literatura, la filosofía y la práctica de deportes.

En 1945 comienza a redactar un incipiente Diccionario Filosófico (inédito), hasta completar seis cuadernos y culminar una versión ampliada en México, entre 1954 y 1956. Concluye sus estudios de segunda enseñanza, además de pasar un curso de laboratorista de suelo. Trabaja en la Dirección de Vialidad junto a su amigo Tomás Granado.

En 1947 regresa la familia a Buenos Aires. Ingresa en la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires a los 19 años. Con posterioridad, colabora en la Clínica del Dr. Pisani, eminente alergólogo argentino. En 1950 viaja en solitario por doce provincias del norte argentino, en motobicicleta. Comienza su noviazgo con la joven cordobesa María del Carmen Ferreira, Chichina.

Viaja como enfermero en 1951 en un recorrido que lo lleva hasta Sao Pablo en Brasil, Venezuela y Trinidad, en el Caribe. En Buenos Aires funda la revista Tackle en colaboración con sus compañeros del equipo de rugby y escribe artículos con el seudónimo de Chang-Cho. En diciembre de ese año realiza su primer recorrido por América Latina con su amigo Alberto Granado, en una motocicleta Northon a la que nombraron «La Poderosa». Comienza a redactar un diario de viaje que reelaborará en forma de crónicas, las que serán publicadas por primera vez en 1993, con el título de Notas de viaje.

Hasta junio de 1952 se extiende su viaje por el continente que lo llevaría a Chile, Perú, Colombia y Venezuela, hasta una incierta estadía de un mes en Miami, en un avión de carga de caballos como única opción para regresar a su país.

Culmina sus estudios de Medicina. El 7 de julio inicia su segundo y definitivo recorrido por América Latina, esta vez por tren, en compañía de su amigo de la infancia Carlos Ferrer, Calica. Recorren Bolivia, Perú, Ecuador —donde se interrumpe el plan acordado para reencontrarse con Granado en Venezuela—, y pasar a Centroamérica, ahora en compañía de Eduardo «Gualo» García: Panamá, Costa Rica, Nicaragua, El Salvador y finalmente Guatemala, con el objetivo expreso de conocer el proceso revolucionario que se estaba llevando a cabo en dicho país, bajo el gobierno de Jacobo Árbenz.

En 1954 conoce a un grupo de exiliados cubanos, asaltantes del cuartel Moncada, en particular a Ñico López, con el que traba amistad. Se vincula con parte de la intelectualidad latinoamericana, residente en el país, profundiza en sus estudios de Filosofía, en particular el marxismo. Conoce a Hilda Gadea, exiliada peruana, quien se convertiría, posteriormente, en su primera esposa.

Fuerzas mercenarias apoyadas por la CIA invaden Guatemala y provocan la dimisión de Árbenz el 27 de junio. En septiembre de ese mismo año, Ernesto decide viajar a México, desenvolviéndose en sus inicios como fotógrafo callejero y después como médico, entre otros. Se encuentra nuevamente con Ñico López, quien días después le presente a Raúl Castro, hermano de Fidel, líder máximo de los sucesos del Moncada. En julio, arriba Fidel a México y días más tarde conoce a Ernesto, el que se compromete de inmediato a formar parte del grupo de expedicionarios cubanos iniciadores de la gesta guerrillera. Se casa con Hilda Gadea y en 1956 nace su primogénita, Hilda Beatriz Guevara Gadea.

En junio es arrestado como parte de una redada, incluido el propio Fidel Castro, a consecuencia de una delación. El 25 de noviembre salen para Cuba desde Tuxpan, en México, un grupo de ochenta y dos expedicionarios a bordo del yate Granma y llegan a las costas del oriente cubano, por playa Las Coloradas, el 2 de diciembre. Los combatientes rebeldes son sorprendidos por las tropas de la dictadura en Alegría de Pío; la mayoría son muertos o asesinados. El Che, como se le llamaría desde México por los cubanos, es herido a sedal en su «primer bautizo de fuego». El 21 de diciembre se encuentran con Fidel, en plena Sierra Maestra, un total de 15 hombres, forjadores del Ejército Rebelde.

Ya en junio de 1957 Fidel lo designa al frente de una segunda columna guerrillera, un mes después lo asciende a Comandante, siendo el primero del Ejército Rebelde. En ese propio año edita el periódico El Cubano Libre. En 1958 funda Radio Rebelde. Dirige una de las columnas que protagoniza la invasión a occidente y arriba a las montañas del Escambray, para dar paso en diciembre a la ofensiva de Las Villas y culminar con la histórica batalla de Santa Clara, capital de la provincia, que se extiende hasta el 1ro. de enero de 1959.

El 9 de febrero se le otorga la ciudadanía cubana por nacimiento, en reconocimiento a sus méritos en la lucha de liberación. Funda el 10 de abril la revista Verde Olivo, órgano de las Fuerzas Armadas y donde se publican por primera vez artículos sobre la guerra, los que años después se agruparían para conformar los Pasajes de la guerra revolucionaria, publicados por la Unión de Escritores y Artistas de Cuba en 1963.

El 2 de junio contrae matrimonio con la combatiente Aleida March de la Torre, y del 12 de junio hasta el 8 de septiembre, efectúa su primer viaje al exterior como representante del gobierno revolucionario, con el objetivo de visitar los países que conformaban el Pacto de Bandung, antecedente del Movimiento de los no Alineados.

En septiembre comienza sus funciones al frente del Departamento de Industrialización del Instituto de la Reforma Agraria, conocido por su sigla INRA y en noviembre es nombrado presidente del Banco Nacional de Cuba.

El 16 de enero de 1960 realiza por primera vez un trabajo voluntario en el reparto Martí en la ciudad de La Habana, acción de enorme trascendencia en la formación revolucionaria del pueblo.

El 24 de noviembre nace Aleida Guevara March, primogénita de su matrimonio con Aleida March, a la que seguirían Camilio, Celia y Ernesto.

El 23 de febrero de 1961 se crea el Ministerio de Industrias y lo nombran al frente del mismo, labor que desempeña hasta su salida definitiva de Cuba en 1965, para participar en la lucha de liberación de los pueblos.

El 9 de diciembre de 1964 parte hacia Nueva York para asumir la presidencia de la delegación cubana en Naciones Unidas. Pronuncia su discurso el día 11 en el plenario de la Asamblea General, en el XIX período de sesiones de ese organismo. Viaja hacia el continente africano, donde permanece hasta marzo del próximo año, para visitar a Argelia, Mali, Congo [Brazzaville], Guinea, Ghana, Tanzania y Egipto y una breve visita a China.

El 24 de febrero de 1965 pronuncia su último discurso público en el Segundo Seminario Económico de la Organización de Solidaridad Afroasiática en Argelia. El 12 de marzo se publica en el semanario Marcha de Uruguay su mundialmente conocido ensayo «El socialismo y el hombre en Cuba» y el 14 regresa a Cuba.

El 1ro. de abril parte en misión secreta para el Congo, donde con un grupo de combatientes internacionalistas cubanos y congoleses iniciarían la lucha de liberación, con el objetivo de fortalecer el denominado Movimiento de Liberación del Congo. Permanecen hasta noviembre en las selvas congolesas, fecha que marca la retirada de las tropas cubanas al no poder fortalecer las condiciones para continuar la lucha en el territorio ocupado por las pequeñas fuerzas rebeldes. El Che regresa a Tanzania donde permanece unos meses, período que emplea para escribir Pasajes de la guerra revolucionaria: Congo.

Con anterioridad, el 3 de octubre, Fidel lee la carta de despedida que dejara el Che en el momento de su partida, durante la presentación del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, que se había constituido el 1ro. de octubre. Ante la ausencia del Che y su no inclusión en los miembros del Comité Central se hizo necesaria la lectura de la carta, en la que expresa: «Otras tierras reclaman el concurso de mis modestos esfuerzos…»

En el mes de julio de 1966 regresa de forma clandestina a La Habana para iniciar el entrenamiento militar en Pinar del Río, con un pequeño grupo de combatientes seleccionados para acompañarlo en las acciones futuras. Concluido el entrenamiento, sale de Cuba el 23 de octubre y el 3 de noviembre, después de un largo recorrido por diferentes países europeos, llega a La Paz, Bolivia, portando un pasaporte uruguayo con el nombre de Ramón Benítez Fernández. El 7 de noviembre llega el Che a la finca de Ñancahuasú, anotando en su Diario: «Hoy comienza una nueva etapa». Continúan llegando más combatientes cubanos y bolivianos al campamento, para trasladarse, paulatinamente, a un lugar más apartado y mejor acondicionado.

El 31 de diciembre se produce un encuentro con el Secretario del Partido Comunista de Bolivia, Mario Monje, que concluye en desacuerdos insuperables y determinantes para el futuro de la guerrilla.

De febrero a marzo de 1967 inicia una larga exploración con un grupo de combatientes con el objetivo de conocer la zona. El 23 de marzo tiene lugar el inicio de las acciones guerrilleras a partir de una emboscada realizada a una columna del ejército. El 10 de abril, en un combate con tropas enemigas muere el primer cubano, Jesús Suárez Gayol [El Rubio].

El 16 de abril se publica en La Habana, por primera vez, su conocido Mensaje a la Tricontinental, que había redactado cuando se encontraba en Cuba en la fase de entrenamiento, antes de partir para Bolivia.

El 17, el grupo de la retaguardia encabezado por Joaquín [el cubano Vilo Acuña] recibe órdenes de permanecer en la zona de Bella Vista hasta tanto el grupo de la vanguardia, encabezado por el Che, lograra sacar del área a Regis Debray y a Ciro Bustos, los que finalmente son apresados por el ejército en el poblado de Muyupampa, ofreciéndoles información muy valiosa de la guerrilla. Fue esta una decisión muy costosa, porque a partir de ese momento nunca más pudieron hacer contacto entre sí ninguno de los dos grupos.

Continúan los combates y escaramuzas, se producen deserciones fatales por la información que suministraban al enemigo, sumado al respaldo en preparación y avituallamiento a las tropas por parte del ejército de Estados Unidos, lo que obliga a un desplazamiento constante, caída de combatientes valiosos, hasta que finalmente el 8 de octubre el Che libra su último combate en la Quebrada del Yuro. Es herido, capturado y trasladado al pequeño caserío de La Higuera, donde el 9 de octubre es asesinado, siguiendo las órdenes de los gobiernos boliviano y estadounidense.

Los cuerpos de los siete combatientes que cayeron en la Quebrada son llevados a Valle Grande para su identificación y el 11 de octubre enterrados en una fosa común en el entonces aeropuerto de esa localidad.

En marzo de 1968 llega a Cuba un microfilm con las páginas del Diario de Bolivia y el 1ro. de julio se publica con una introducción redactada por Fidel Castro. Esa edición es distribuida gratuitamente al pueblo y, con posterioridad, publicada en el mundo entero.

El 28 de junio de 1997, después de una compleja investigación llevada a cabo por un equipo de especialistas cubanos y argentinos con apoyo de autoridades bolivianas, son encontrados los restos del Che y sus compañeros enterrados en Valle Grande. El 12 de junio son trasladados a Cuba.

El 17 de octubre, después del homenaje rendido por el pueblo en la histórica Plaza de la Revolución y a lo largo del trayecto hasta su llegada a la ciudad de Santa Clara, los restos del Che y sus compañeros son depositados en el Memorial Che Guevara de dicha ciudad. En las palabras de Fidel Castro, expresadas en su discurso de homenaje, quedan sintetizadas su enorme dimensión: «¡Bienvenidos, compañeros heroicos del destacamento de refuerzo!».

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Voces de resistencia y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s