Edgardo Cozarinsky

cgncbcvdvEdgardo Cozarinsky es un escritor, cineasta y dramaturgo argentino nacido en Buenos Aires, el 13 de enero de 1939. Su apellido proviene de sus abuelos, inmigrantes judíos ucranianos que llegaron a la Argentina desde Kiev y Odessa a fines del siglo XIX.
Después de una adolescencia pasada en cines de barrio viendo programas dobles de viejos films de Hollywood y leyendo ficción en español, inglés y francés, estudió literatura en la Universidad de Buenos Aires, escribió para revistas de cinéfilos de la Argentina y España y publicó un ensayo temprano sobre James, derivado de una tesis: «El laberinto de la apariencia», libro que más tarde suprimió.
En 1973 ganó un premio literario, compartido con José Bianco, con un ensayo sobre el chisme como procedimiento narrativo en Proust y James. En 1974 publicó «Borges y el cine», libro ampliado en sucesivas ediciones y numerosas traducciones.
Después de nueve meses pasados en Europa y una visita a Nueva York entre septiembre de 1966 y junio de 1967, volvió a Buenos Aires con la decisión de abandonar su vida de lector ocioso. Después de una incursión en el periodismo, en las páginas culturales de semanarios como «Primera Plana» y «Panorama», realizó un primer film underground, filmado en fines de semana a lo largo de un año. Sabía que la censura de la época no lo aprobaría y lo llevó a festivales europeos y norteamericanos donde obtuvo repercusión. Ya el título era un desafío: “…” o «Puntos suspensivos».
En 1974, en medio de la anarquía política y la incipente represión, dejó Buenos Aires por París. Allí se dedicó principalmente al cine, en dos aspectos que pueden definirse como, por un lado, films de ficción y por otro «ensayos» donde lo documental se mezcla con una reflexión personal, aún privada, sobre el material.
Durante el resto de los años 70 y 80 su obra literaria estuvo postergada. Sin embargo, el único libro que publicó en esos años – «Vudú urbano» (1985) – se convirtió en un éxito. Prologado por Susan Sontag y Guillermo Cabrera Infante, mezcla ficción y ensayo de una manera que evoca el cine del autor.
En el mismo año, tras el derrumbe de la dictadura militar, volvió a Buenos Aires para una visita breve. Tres años más tarde, filmó en la Patagonia «Guerreros y cautivas», un southern por oposición al género western, y a partir de ese momento empezó a pasar cada vez más tiempo en su ciudad natal.
Lejos de París, filmó dos de sus films más audaces: «Fantömes de Tanger »y «Le Violon de Rothschild».
En 1999 Cozarinsky pasó un mes en un hospital de París con una infección, y durante esa internación le diagnosticaron un cáncer. En sus propias palabras, oyó una campana que le ordenaba no perder más tiempo: «siempre me pensé escritor, pero no me animaba a publicar o a terminar lo que empezaba». Fue en el hospital donde escribió los dos primeros cuentos de su libro premiado, «La novia de Odessa». Desde esa fecha, su obra literaria desplazó a la cinematográfica y empezó a publicar «todos los libros que no me había atrevido a poner en la página», sobre todo ficción pero también ensayos y crónicas. Muy pronto se consagró como un escritor importante tanto en español como en los muchos idiomas a los que fue traducido.
A partir de ese momento también empezó a pasar casi todo el tiempo en Buenos Aires con breves estadías en Europa. Su inconformismo lo llevó a explorar otros territorios: en 2005 escribió y dirigió teatro (Squash), la mini-ópera «Raptos» y apareció en escena con su médico de cabecera, el doctor Alejo Florin, en «Cozarinsky y su médico». Más recientemente escribió el libreto para una ópera de cámara, basada sobre motivos de su novela «El rufián moldavo: Ultramarina», también con música de Mainetti.
Nómade por vocación, Cozarinsky ha filmado sólo parte de sus películas en Buenos Aires y París, también lo hizo en Budapest, Tallin, Rotterdam, Tánger, Viena, Granada, San Petersburgo, Sevilla y Patagonia. Rara vez pasa más de tres meses en un solo lugar. Ha declarado que para él París es el supermercado cultural y Buenos Aires la capital del placer.
En 2015 la Universidad Nacional de Tres de Febrero lo distinguió con el título de profesor honorario.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Voces de resistencia y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s