Nuevos medios de comunicación para la democratización de la sociedad salvadoreña

dfwdfwefwe El Salvador abrió un nuevo capítulo político el pasado 15 de marzo de 2009, fecha en que la mayoría de la población con derecho al voto se decidió por darle las riendas del Poder Ejecutivo al primer gobierno de izquierda.
La actual coyuntura política presenta nuevos escenarios, como es el caso del mapa de medios. Cambiar y modificar la correlación existente dentro del poder mediático en el país se vuelve imperativo, si queremos que los cambios -pequeños o grandes- puedan tener sostenibilidad en el tiempo.
Por ello, organizaciones de la sociedad civil interesadas en contribuir a la democratización de las comunicaciones, como camino para fortalecer la democracia en el país, trabajamos fuertemente por sacar a la calle y al ciberespacio nuevos medios de comunicación ciudadanos.
Reivindicando nuestro derecho a fundar medios propios, como uno de los elementos centrales del Derecho a la Comunicación, trabajamos desde el 22 de enero de 2010, por forjar tres medios ciudadanos en El Salvador: el primero, un Semanario impreso, para ejercer el periodismo investigativo y con un tiraje masivo; el segundo, un Diario digital, para el seguimiento de la coyuntura nacional e internacional; y, el tercero, una Radio por Internet, de perfil informativo y bilingüe (castellano y Náhuatl), para buscar y garantizar así una fuerte incidencia dentro de la población y los/as tomadores de decisión del país.

(…) Buscamos que haya medios que puedan servir de puente comunicativo entre la realidad cotidiana de las comunidades y de las organizaciones sociales, con sus autoridades, y en pos de ello el objetivo central de Voces es poner a disposición de la ciudadanía y de las organizaciones de la sociedad civil, medios de comunicación social para canalizar su aporte a la solución de los problemas centrales de la nación.
Los resultados que han perseguido con esta acción son: que la ciudadanía salvadoreña participe y exprese su problemática y las soluciones; la democratización del mapa de medios de comunicación social; que se investigue y difundan las causas y problemas estructurales del país; que las autoridades locales y centrales conozcan la problemática planteada por los sectores populares; y garantizar la sostenibilidad integral de los nuevos medios de comunicación.
El éxito de esta nueva fuerza mediática se basa en la necesidad de recoger las aspiraciones democráticas, de respeto a los derechos humanos en su dimensión integral, de acceso a la verdad y la visibilización de las mayorías excluidas en nuestro país. Debe ser capaz de ir al fondo de las causas estructurales que están a la base de una realidad de país, que poco a poco se está alejando de los Acuerdos de Paz, cuyos objetivos centrales fueron: terminar el conflicto armado; impulsar la democratización del país; garantizar el irrestricto respeto a los derechos humanos; y  reunificar la sociedad salvadoreña.
Además, estos medios deben convertirse en una empresa rentable y de calidad periodística. El eje central del trabajo será el periodismo de investigación, desde una perspectiva ciudadana.
Hay conciencia de que el talón de Aquiles de los medios interesados en la democratización del país, ha sido siempre lo relacionado con la sostenibilidad económica. Este proyecto mediático da prioridad tanto al contenido y al impacto e incidencia que pueda tener en la población, como a construir una estrategia de ingresos publicitarios y de otras fuentes. El aporte inicial de la cooperación internacional y de las empresas e instituciones nacionales progresistas ha sido clave para el arranque, que sabemos enfrenta una fuerte resistencia de los oligopolios mediáticos del país.

VOCES busca ser parte de una red multimedia, que comprenda una alianza con las radios y televisoras comunitarias, como también con otros medios impresos y digitales afines. Trabaja por establecer asociaciones y coordinaciones con centros educativos que trabajan por el desarrollo y la democracia; como también con diferentes instituciones que laboran en el campo de la comunicación social. A largo plazo, esta propuesta mediática ciudadana buscará impulsar a nivel nacional el Sistema de Comunicación Democrática, que incluiría a las radios, televisoras y demás medios impresos y digitales, que trabajan por una mayor democratización de las comunicaciones en El Salvador.

VOCES es una iniciativa mediática del Consorcio para la Nueva Comunicación (CNC), que está conformado por la Fundación de Estudios para la Aplicación del Derecho (FESPAD) y la Fundación de la Comunicación para el Desarrollo (COMUNICÁNDONOS).
El Consorcio es un espacio de trabajo que busca articular diferentes esfuerzos que desarrollan instituciones y personas salvadoreñas, que a lo largo de estos años han venido luchando por un mapa de medios de comunicación social más democrático y balanceado. Esfuerzos institucionales y personales que se han centrado fundamentalmente en la democratización de las comunicaciones, como una de las formas de contribuir a la búsqueda de la verdad, la consolidación de la paz y la democratización del país.
Desde el Consorcio se establece todo relacionamiento con las diferentes organizaciones sociales, medios de comunicación social afines, universidades, empresarios, gobiernos municipales y cooperación internacional. El objetivo es tejer una red no solo para la sostenibilidad integral de los nuevos medios, sino la de facilitar a través de sus páginas y espacio virtual, procesos de comunicación y flujos informativos que puedan contribuir a la democratización y acceso de la información y comunicación entre todos los sectores que busquen aportar a la reducción de la pobreza, la democratización y la paz del país.
Consideramos que esta acción mediática debe ser vista como estratégica para aportar desde la ciudadanía a la reducción de la pobreza, la protección del medio ambiente y la democratización de las comunicaciones, dentro un contexto de desarrollo sostenible más democrático y en paz. Pues es un proyecto mediático que busca fortalecer la capacidad de las organizaciones de la sociedad civil como precondición para ir construyendo una sociedad más equitativa, abierta y más tolerante.
fgbcbdfdfPor ello, y sin lugar a dudas, el surgimiento de esta nueva fuerza mediática se verá enfrentado desde su aparición a sectores que ostentan el poder político, económico y mediático que durante muchas décadas han controlado no solo el desarrollo socio económico de El Salvador, sino también la misma opinión pública. Sectores poderosos que miraran como una amenaza a sus intereses el surgimiento de medios democráticos, masivos, ciudadanos, de gran incidencia y posicionamiento dentro de la población salvadoreña.
Buscamos garantizar una sostenibilidad integral de los tres medios, que comprenda su dimensión política, comunicacional, organizacional y económica. Apostamos porque en el mediano plazo nos convirtamos en un referente nacional de un periodismo útil, creíble y necesario para la búsqueda y ejecución exitosa de políticas de Estado, iniciativas locales y de la ciudadanía en general.

(Tomado de Voces)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Voces de resistencia y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s