Dilermano Mello do Nascimento #contraladictadura

02-DILERMANO MELLO DO NASCIMENTO (OK)Nació el 9 de febrero de 1920 en el estado de Paraíba. Era miembro de la Fuerza Expedicionaria Brasileña (FEB), navegó a Italia el 20 de septiembre 1944 y participó en la batalla de Monte Castelo, durante la segunda Guerra Mundial[1]. Regresó a Brasil el 8 de mayo de 1945. Era especialista en economía pues hizo el curso de Economía en Río de Janeiro y trabajó en el área de investigación.

Su muerte como todas, o casi todas bajo la dictadura, tuvo lugar en condiciones dudosas. Fue llevado al Ministerio de Justicia para ser investigado por la Policía Militar presidida por el Coronel Waldemar Turola. Durante los intervalos de interrogatorios supuestamente se suicida lanzándose desde la ventana del cuarto piso del edificio, el 15 de agosto de 1964.

En el informe oficial firmado por el Comandante de la Armada, José Corrêa de Macedo Pinto y el coronel del Ejército, Waldemar Turola consta que su muerte no fue provocada por los policías. Las declaraciones oficiales decían:

Hoy, cuando la espera de una investigación posterior, Dilermano se encerró en dicha sala, cuya manija de la puerta tenía defectos y luego se arrojó a través de una ventana. Junto a las pertenencias del muerto, había una nota que decía: “15 / 08/64. ¡Basta tortura de mental y desmoralización!”, con firma ilegible.

Tiempo después a manos de los familiares se declaró que la autopsia de Dilermano confirma que no había suicidio, pues la causa de la muerte fue aplastamiento de cráneo a manos de otra persona y no por una caída.

El cuerpo del Dilermano fue tomado de la morgue por su hermano, Pablo Mello do Nacimento el 15 de agosto de 1964, y fue enterrado por su familia en el cementerio de São Juan el Bautista. La viuda, Natalia D. de Oliveira Nascimento, puso en duda la versión de la policía. Según ella, la nota de suicidio era falsa.

El informe de expertos llegó a la conclusión de que Dilermano fue inducido a saltar desde la cuarta ventana del edificio después de un largo interrogatorio dirigido por el Capitán de Mar y Guerra Pinto Correia. El informe elaborado por Cosme Sá Antunes, no reveló cualquier elemento que pudiera justificar el suicidio. Incluso se encontró una marca en el alféizar de la ventana, de la que saltó la víctima, lo que no ocurre en los casos de suicidio puro y simple.

Jorge Thadeu Melo do Nascimento, hijo de Dilermano, el 3 de enero de 1995 declaró públicamente lo ocurrido antes de que llevaran a su padre al Ministerio de Justicia:

El 14 de agosto de 1964, a las 20 horas, cuando tenía 15 años de edad, dos soldados vestidos de civil llegaron a mi casa, invitándome a visitar a mi padre, que fue detenido desde el 12 de agosto. Una vez allí, el Capitán de Mar y Guerra Correia Pinto me obligaron a sentarme y no me permitieron ver a mi padre. «Si su padre no confiesa, no saldrá de aquí con vida», me dijeron en forma amenazante. «Si él no confiesa, quién pagará por todos es la familia». En realidad estas amenazas estaban dirigidas a mi padre que estaba en la habitación contigua y podía escuchar lo que me decían y, por tanto, deducir que yo estaba allí.

Al día siguiente, 15 de agosto de 1964 a las 9:30 a.m., se enteró de que su padre estaba muerto.

Anuncios

Acerca de rodoguanabacoa

Periodista, educador popular, escaramujo... amante de la historia de mi país: Cuba.
Esta entrada fue publicada en Víctimas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s