Por el habitat y la vivienda

ghmgvnmvgnvgbDesarrollando actividades desde 1991, en Buenos Aires, y perteneciente a la Central de Trabajadores de la Argentina, el Movimiento de Ocupantes e Inquilinos (MOI), es una organización social que reivindica el derecho a la ciudad y a la vivienda.

La misma consta de varias etapas de desarrollo: «…una primera etapa, los primeros diez años, desde fines de lo 80 a fines de los 90; etapa fundacional, constitutiva de la organización, que es una primer etapa donde el centro estuvo enmarcado en el fenómeno de ocupaciones de edificios.
Los primeros diez años fueron de conformación de las primeras cooperativas, y de las construcciones de las pertenencias. El MOI se constituye en el marco de ocupaciones de edificios, en la ciudad de Buenos Aires. Una segunda etapa bisagra, que en realidades un año, es la mesa de la legislatura del año ’99, donde se genera un marco, un primer marco normativo, para los procesos autogestionarios, productos del cual se aprueba y promulga la ley 341 en abril del 2000.
La tercera etapa, seria la implementación de la ley 341. La ley sigue desarrollándose, pero nosotros marcamos como una tercera etapa, hasta el 2007 aproximadamente, porque más o menos en esa fecha comenzamos, amen de la aplicación de la ley 341, a salir de la ciudad de Buenos Aires. Ahí comenzó la cuarta etapa. A fines de 2008 el MOI se formalizo en la Federación de Cooperativas Autogestionarias. Esa es la estructura temporal de la organización.» (1)

En su funcionamiento cotidiano, el MOI tiene un desarrollo de tipo federativo, como red de cooperativas, y un equipo profesional interdisciplinario. En este sentido, es miembro cofundador de la Secretaria Latinoamericana de Vivienda popular, de la Coalición Internacional del Hábitat, ONG y espacios académicos que investigan en el campo del hábitat y la vivienda en todo el mundo, y trabajo ubicada en diferentes provincias de la Argentina.
Una de las bases en las que se sostiene el Movimiento de Ocupantes e Inquilinos es en el derecho a la radicación y a una ciudadanía más democrática. Para ello lleva se plantea entre sus objetivos promover varias cosas, entre ellas: la instalación de políticas autogestionarias de hábitat popular, políticas de desarrollo local democráticas centradas en la articulación del espectro de los sectores sociales negativamente afectados por el modelo capitalista vigente.
Esta asociación trabaja en diferentes escalas, barrial, urbana y nacional, teniendo como objeto su auto constitución como un actor en la escena social, política y urbana de la ciudad de Buenos Aires.
Este centro habilito un Centro Educativo Integral Autogestionario edificado al interior de la cooperativa de vivienda El Molino, compuesto por variados espacios allegados a actividades educativas y culturales. Concretamente cuenta con un Jardín de Infantes “Construimos jugando” y con dos escuelas de jóvenes y adultos que funcionan en el turno vespertino: el Bachillerato Popular Miguelito Pepe situado en el barrio de constitución, y el Bachillerato Popular Alberto Chejolán ubicado en el barrio Güemes.
gnbnn«El trabajo del MOI se ha desarrollado en un contexto absolutamente adverso, tanto en sus variables estructurales(definición y orientación de las políticas vigentes, recesión económica) como en una multiplicidad de prácticas cotidianas de todos los actores involucrados: las familias: asilamiento, individualismo, falta de credibilidad, escasos ingresos, desconfianza a la política, prácticas asistenciales; los profesionales: escasez de perfiles específicos para impulsar procesos organizativos con participación de la base, capacidad de militancia y compromiso político para sostener la propuesta en un contexto adverso; los actores políticos: los partidos políticos no incluyen la promoción de las organizaciones sociales autónomas en sus agendas; la fragmentación, el clientelismo, la tendencia a subordinar o combatir lo que no pueden subordinar; los actores sociales: las organizaciones sociales están fragmentadas, son débiles, no apuestan a una construcción autónoma; los actores sindicales aún no se han dado una discusión sobre las implicaciones del tipo de trabajo territorial propuesto; los medios de comunicación; la escasez permanente de recursos financieros, etc.». (2)

(1) http://webiigg.sociales.uba.ar/
(2) hic-gs.org/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Voces de resistencia y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s