El Movimiento Campesino Indígena desde abajo

hmjfhjfj«Todo esto, todas estas transformaciones vividas en el campo y la ciudad durante estos últimos treinta años nos empujaron a juntarnos, a discutir nuestra realidad, nuestros problemas y propuestas, a organizarnos. Las organizaciones del Movimiento Nacional Campesino Indígena nacimos para defendernos del destino de hambre y miseria a las que nos quiere someter el modelo neoliberal aplicado en el país. Pero en el camino fuimos conociendo nuestra fuerza y nuestra voz. Fuimos construyendo prácticas e ideas para construir un país justo y democrático que nos incluya a todas y todos». (1)

Debido a las transformaciones económico políticas que sufrió Argentina a mediados de los años setenta, dígase: privatizaciones, concentración de riquezas nacionales en manos de unos pocos que los hizo más poderosos y la política de agro negocios aplicada por el neoliberalismo, que trajo como consecuencia directa el aumento de la pobreza, la desocupación y la disminución de los ingresos particularmente en los sectores populares, se hizo necesario pensar en la creación del Movimiento Nacional Campesino Indígena(MNCI), que promoviera más derechos para todos.

Sin discriminación de edad o sexo, esta agrupación reúne organizadamente a mujeres, hombres, niños y ancianos, unidos todos por la misma convicción:«( …)Desarrollamos la lucha por nuestro territorio, por el agua, por las semillas criollas, por nuestro trabajo. Marchamos con alegría siempre. Nacimos en selvas, quebradas y montañas. También nacimos en las ciudades. Somos todos parte de la tierra, porque sentimos que la tierra no tiene dueños. Trabajamos cuidando la naturaleza porque que nos da los alimentos, las plantas que nos protegen la salud, los ranchos, las herramientas». (2)

Dicha agrupación cuenta con más de 500.000 mil familias en dicho país formada por diferentes asociaciones como: Unión de Trabajadores Rurales sin Tierra, Asociación de Productores Familiares de Florencio Varela, Familias Productoras de Cañuelas, Asociación Cirujas, entre otras, que luchan por instituir más derechos para todos.

En este trayecto, entre sus metas a alcanzar se encuentran: lograr una Reforma Agraria que incluya todos los aspectos de sus vidas:

«(…)Hablamos de una Reforma Agraria hfghghintegral, que vaya más allá de la conquista económica de la tierra. El desempleo, la violencia, la pobreza, la falta de educación, de transporte y de vivienda se solucionarían si se democratizan los medios de producción y el control de la comercialización (…) »; Soberanía alimentaria, que entre otras cosas «supone que el trabajo de nuestra tierra tiene como objetivo prioritario alimentar en forma sana y suficiente a todos los que vivimos en nuestro país. Pero además previendo las necesidades de las generaciones futuras, utilizando métodos y tipos de producción no extractivos que permitan la regeneración de los nutrientes de nuestra tierra. Defendemos nuestro derecho a una cultura de producción, que provee de alimentos sanos a nuestro pueblo, a través de un comercio justo. Luchamos por un Comercio Justo, porque se pueda comercializar justamente. Pensamos que el comercio puede ser un acto de intercambio y no una acción en donde sólo se produce el lucro. Un acto sin intermediarios. De las manos campesinas indígenas a su mesa (…); Territorio (…) «El uso comunitario de la tierra es una costumbre arraigada en nuestra cultura y por eso exigimos que el Estado la reconozca… Por esta situación de desamparo jurídico y de usurpación que vivimos las familias campesinas indígenas reclamamos que se detengan inmediatamente los desalojos y los remates de nuestros campos. Para que ninguna familia más tenga que irse de su tierra (…)»; por la seguridad y derechos humanos « (…) Pero somos los campesinos indígenas los que terminamos imputados. Tenemos muchos compañeros y compañeras imputados por defender sus derechos. Pero aún no hemos logrado que la justicia sea justa con los responsables de robarnos las tierras y los bienes de la naturaleza. Las fuerzas de seguridad, mantienen los mismos principios morales que los responsables del genocidio y el terrorismo de Estado. No alcanza sólo con que hagan cursos de Derechos Humanos si después en las comisarías les enseñan a torturar (…)»; por salud, educación y formación y comunicación «Para nosotros la comunicación es una acción que parte de la actitud de escuchar y de tratar de conocer el contexto en el que vivimos, que queremos modificar. Es un derecho fundamental de todos nosotros poder construir nuestros propios medios de comunicación comunitarios: boletines, revistas, diarios, radios y canales de televisión». (3)

Para lograr todo ello, este movimiento democrático en el cual todos sus integrantes forman parte activa de la toma de decisiones, genera constantemente actividades entre organizaciones de diferentes provincias y encuentros regionales.

«Porque creemos que la integración de las organizaciones populares es el único camino para construir un nuevo modelo de desarrollo, que articule a diversos sectores del campo y la ciudad.
Por la Ley Campesina Indígena! Porque no haya más un luchador procesado! Por una vida digna! Territorio, trabajo y justicia! GLOBALIZEMOS LA LUCHA! GLOBALIZEMOS LA ESPERANZA!». (4)hdhdfgdfg

 

(1) http://www.biodiversidadla.org/
(2)Idem
(3)Ibid
(4)Idem

Otras fuentes:

movimientoscampesinosargentinos.blogspot.com/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Voces de resistencia y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s