Contra el olvido de Víctor Jara

«Desde ese momento hasta ahora no hemos dejado de trabajar como institución en hacer realidad el legado de Víctor. Hoy…nos encontramos con renovadas energías en la tarea de recobrar la memoria colectiva que reiteradamente ha sido tratada de borrar en nuestro país. Creemos que es nuestra tarea permitir que las nuevas generaciones accedan, crezcan y disfruten con la herencia de Víctor Jara en todas sus múltiples dimensiones, artístico, social y político».

jfufyuyfuyLa Fundación Víctor Jara fue fundada el 4 de octubre de 1993, con la única meta de rescatar, atesorar y divulgar el legado artístico del cantautor y director de teatro Víctor Jara. Quien fuera asesinado bajo la dictadura de Augusto Pinochet. Su sede se encuentra en Santiago de Chile, desde donde coordina y apoya las distintas iniciativas artísticas del país que están influenciadas o que ofrecen homenaje a este músico inspirador. La organización se preocupa por contribuir a un movimiento cultural cuyos valores no están en la competencia ni en el lucro, sino en la verdadera expresión del pueblo de este continente.

Según la página web oficial de la fundación «en los años ochenta se dieron los primeros pasos para el rescate público de la obra de Víctor; el programa radial de Miguel Davagnino que tocó por primera vez en dictadura su música, o el sello Alerce de Ricardo García que fue la primera publicación después del golpe de los discos de Víctor en Chile. Estos dos pasos fueron importantísimos en el rescate de su obra. Además surgieron espacios en donde el arte popular local era el plato principal. Lugares como el Café del Cerro, El Trolley o Matucana. Pero los jóvenes tampoco quedaron pasivos. Para muchos de ellos cantar una canción de Víctor era un acto de resistencia, y en enero 1987 las juventudes comunistas produjeron el primer Festival Víctor Jara en el gimnasio León Prado de San Miguel, que se llenó a pesar de la presencia no solo de Carabineros, sino también de la Central naconal de Información (CNI) afuera del recinto. El año siguiente, en una noche de mucho frío en pleno invierno, en una carpa circense instalada detrás del Pedagógico, se materializó el segundo Festival, con una convocatoria tan masiva, que quedó público afuera. El tercero fue en el Estadio Santa Laura, y ya se había transformado en una tradición.

nvbnvbnvbnvbnvbMuchos artistas chilenos, acostumbrados a trabajar por una causa en común, y juntos, se vieron desorientados y solos una vez derrocada la dictadura. Empezó a primar la omnipotencia de los grandes grupos internacionales que empezaron a actuar en Chile, mientras las organizaciones sociales, que habían funcionado con fuerza en contra la dictadura, tendían a desarmarse. En estas circunstancias, y porque el Estadio Chile permanecía como un lugar de horror y muerte, adonde nadie quería entrar, se decidió organizar las Jornadas de Purificación del Estadio Chile «Canto Libre». Con la ayuda de muchos amigos desde el extranjero, estas jornadas se materializaron en abril de 1991. Cientos de artistas participaron y fue ahí que se pensó que una Fundación Víctor Jara era posible y necesaria

La Fundación además posee un valioso archivo el cual incluye todo el material guardado relacionado con la solidaridad internacional, lo cual no ha necesitado para su preservación y mantención ninguna ayuda estatal de Chile.

gdhgfjhjAdemás se ha encargado de la publicación de las Obras Completas de Víctor Jara con sus partituras, sus recopilaciones folclóricas y Un Canto Inconcluso, la biografía de Joan. También algunos de sus versos traducidos al mapudungun por Elicura Chihuailaf y otros libros que fueron escritos sobre Víctor. También ha impulsado una sala de artes que funciona como centro cultural abierto a la comunidad, llamada Galpón Víctor Jara, y donde se exponen diversas muestras artísticas, no precisamente relacionadas con el cantautor.

En 2008, en colaboración con la Sociedad Chilena del Derecho de Autor y el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, hicieron posible a la Universidad de Concepción lanzar el álbum Víctor Jara Sinfónico, interpretado por cantantes solistas y la Orquesta Sinfónica de la Universidad de Concepción, conformando así el primer álbum que mezcla lo clásico con la música popular de Víctor Jara.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Voces de resistencia y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s